#CharlieHebdo

Son inimaginables los límites que el ser humano puede alcanzar a causa de la idolatría ciega. A veces cuesta de creer, hay gente que vive postrada ante una cantidad de dioses que cree hacerle feliz cuando en realidad son el fruto de su esclavitud. El dinero, la avaricia, el sexo, y en muchos casos, la mala interpretación de la religión

Por definición la religión es algo superior al ser humano, es un ámbito trascendental, algo impropio del mundo terrenal en el que en el mayor de los casos hallamos el sentido de nuestra vida, o esa es la idea. A día de hoy las personas han encontrado religión a dioses distintos, como los que he citado anteriormente, y no sólo han basado sus creencias en la existencia de un Ser superior, creador, omnipotente y omnisciente. Siempre se ha dicho que el exceso nunca puede ser bueno, bien se cita frecuentemente que “lo bueno, breve, dos veces bueno”, y por mucho que se trate de “religión”, o como ellos quieran llamarle, jamás se adaptará a que el fin justifique los medios.

Eso es todo lo que me ha venido a la mente en el momento en el que se ha publicado la primera noticia sobre lo sucedido hoy en París, en la redacción del semanal Charlie Hebdo. Una vez más los Yihadistas han actuado ciegamente a lo que supuestamente su religión les manda hacer, y eso es defenderla pese a que eso conlleve cobrarse vidas. Doce vidas se han llevado hoy, doce vidas de doce personas de doce familias distintas, algunas, posiblemente, con esposas e hijos. Cuando algo que se supone que debería hacer un bien en el ser humano conlleva a realizar las atrocidades que se han cometido hoy, es harto claro que las cosas no se están haciendo bien. La Yihad es quizá uno de los peores problemas a los que nos estamos enfrentando actualmente, y por si no fuera suficiente lo que sufren los ciudadanos de oriente, aniquilan a su paso todo aquello que les parezca ser una amenaza independientemente de dónde se halle. Otro ejemplo más de la crueldad del hombre cuando pierde el norte, y, sin duda, eso es injustificable. Pero no por eso deberíamos condenar todas las religiones, no por eso todos los seguidores del Islam son unos terroristas sanguinarios y peligrosos a los que hay que apaciguar de algún modo, hasta erradicar con ésta corriente. Tengo la suerte de conocer a miembros seguidores de esta religión que cabizbajos se cuestionan sobre cómo es posible que miembros de su país sean capaces de hacer lo que hacen. Está claro que es el extremismo de ésta religión lo que se debe suprimir o, al menos, paliarlo.

#JeSuisCharlieHebdo y todo lo que deba hacer o decir por demostrar mi apoyo máximo a todos los afectados y compartir mi aflicción por todas las brutalidades que se están llevando a cabo por parte de los mismos autores, una y otra vez. Son inimaginables los límites que el ser humano puede alcanzar a causa de la idolatría ciega, y está en nuestras manos evitar conocerlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s